dragón de frío, el Dragón de hielo, George R Martin

Isla de El Dragón de Frío

Si hacemos un recorrido por el género de la literatura fantástica, encontraremos interesantes libros juveniles y divertidos libros de aventuras. Pero, si lo que buscamos una obra única y diferente a las demás, la primera novela de Vicente Catalá tiene un encanto especial.

Por eso, El Dragón de Frío. Fragmentos del libro de Mirm es uno de esos libros de fantasía que merece la pena leer.

Un argumento mágico y original -por momentos trascendente- que engancha al lector y le sumerge en hermosos parajes medievales. Allí no es extraño encontrarse, a menudo, con increíbles animales mitológicos y seres fantásticos, no tan difíciles de imaginar después de ver las excepcionales ilustraciones de Ignacio Soriano.

La trama principal de El Dragón de Frío está protagonizada por Lucía, una niña valiente y de corazón puro que crece optimista en una pequeña aldea junto al Gran Lago. Allí, disfruta de la compañía de Brân, un amigo especial  con el cual descubrirá nuevos horizontes y vivirá múltiples aventuras. Una de ellas se convertirá en una misión muy comprometida: conseguir liberar a su pueblo de la letal amenaza que les acecha desde el cielo.

Este libro de aventuras de Vicente Catalá cuenta, además, con tres historias previas, correspondientes a los Fragmentos del Libro de Mirm. Se trata de La Montaña del Troll, El escultor de estrellas y Tiena. Tres fábulas que combinan la belleza y el mito, con la aventura trepidante y en ocasiones, también, con misterios tenebrosos e inquietantes.

Trolles, gigantes, hadas verdes o duendes, serán algunos de los animales mitológicos que tendrán que vencer, convencer e incluso, por qué no, ayudar, cada uno de los diferentes protagonistas de los cuentos. Sin duda, un aperitivo exquisito a la extraordinaria historia de dragones que nos espera páginas más tarde en el Dragón de Frío.

dragon de frio