El dragón de frío vicente catalá

El Dragón de Frío. Fragmentos del Libro de Mirm es la primera novela de Vicente Catalá. / Foto: Juanjo Benítez

Vicente Catalá nació en 1979 en Gandía (Valencia), ciudad en la que reside en la actualidad. Licenciado en Economía, es autor de varios relatos de ciencia y ficción y terror entre los que destacan Gaugamela y Eidolon, por el que obtuvo un premio de narrativa juvenil. Recientemente acaba de publicar El Dragón de Frío. Fragmentos de libro de Mirm, un entretenido libro de fantasía ambientado en parajes bucólicos, plagado de animales mitológicos y seres fantásticos extraordinarios.

El Dragón de Frío. Fragmentos del Libro de Mirm es la ópera prima de Vicente Catalá en el campo de la novela de fantasía. Un libro de aventuras juvenil que, según él mismo explica, surgió al ver la reacción de su sobrina de dos años al descubrir a otro familiar disfrazado de hada verde: “Se asustó mucho, no sabía si lo que estaba viendo era bueno o malo, pero intuía que aquello era peligroso”.

Aquella escena familiar fue el chispazo que le llevó a escribir el primer relato de este libro que, de una manera extrañamente natural, le llevó a imaginar nuevos personajes y escribir más cuentos, así como también la historia principal de El Dragón de Frío.

Vicente se llevó agradables sorpresas en el proceso de creación de su novela pero reconoce que el secreto de todo en la escritura se encuentra en la constancia. “Con ganas o sin ganas, con fuerzas o sin ellas, todos los días te tienes que poner a escribir”.

La experiencia como escritor de Vicente comenzó en el instituto de Secundaria cuando el profesor de Literatura le pidió un trabajo sobre un libro que debía incluir la descripción de un bosque. Era un texto muy corto pero lo cierto es que tuvo una gran acogida entre sus compañeros. Aquel hecho accidental le llevó a escribir más historias y a ganar el concurso de relatos que se celebró en el último año de instituto.

vicente catala dragon de frio

Vicente Catalá ojeando una novela. / Foto: Juanjo Benítez

Como suele ocurrir, la afición a la escritura suele venir irremediablemente ligada a la devoción por la lectura. En este sentido, el autor de El Dragón de Frío recuerda que el primer libro que le impactó fue Historias secretas del Espacio de Joan Manuel Gisbert que leyó cuando apenas tenía 10 años.

Como lector ávido, Vicente ha leído innumerables libros pero sus favoritos son El Silmarillion, El nombre de la Rosa, Ficciones, El señor de las moscas, El viejo y el Mar, El resplandor o la saga Master and Commander.

Respecto a escritores preferidos el espectro también es muy amplio y va desde Jorge Luis Borges, Umberto Eco o Tolkien, pasando por William Goldwing y Patrick O’Brian; hasta Stephen King o Enric Valor.

Todos ellos, reconoce, han tenido influencia en su obra, por ejemplo, “en no tener miedo a imaginar, en tomar riesgos en el diseño de las historias, en la construcción de los personajes, en las técnicas del relato de acción…”

Otras influencias reconocibles en El Dragón de Frío son las provenientes de la mitología a la que Vicente Catalá es aficionado.

Tal y como señala, la obra se adentra intencionadamente en terrenos de mitología nórdica, así como también bebe de historias británicas como Beowulf o el ciclo artúrico, además de referencias a la mitología vikinga y finesa. Asimismo, “las mitologías griegas y la imaginaria del Silmarillion de Tolkien también tienen mucha influencia en el texto. Del mismo modo, que sin ser mitología, las rondalles de Enric Valor han sido una referencia a tener en cuenta”.

Con todos estos ingredientes, Vicente ha cocinado una novela para todos los gustos. El público juvenil descubrirá uno de esos libros de aventuras que tanto les gusta, mientras que los mayores encontrarán relatos que invitan a la reflexión, al tiempo pasan un rato agradable y entretenido.


Descarga las primera páginas de El Dragón de Frío.