¡Volvemos de nuevo! En “Dragones y dibujos” nos gusta estar aquí de nuevo con un personaje especial: El troll, y lo hacemos de la mano de nuestra siguiente participante. Imaginación, buen rollo y risas en la siguiente ilustración.

Aunque en nuestra historia hay criaturas que no les sienta bien la “risa” ;D

Nuestra siguiente obra nos llega desde Ambra Llibres, su autora: Irene Arcos.

Irene Arcos-El dragón de frío

Irene Arcos- Troll

“El chico echaba de menos a su madre. Desde que nació, siembre había vivido ¿Hank le daba muchas vueltas. Pensaba constantemente en ella mientras observaba los abetos que crecían al otro lado de una ventana, unos abetos centenarios e increíblemente altos. En una ocasión, Hank decidió escalar uno de ellos hasta arriba, donde las ramas se tornaban peligrosamente delgadas, e intentó divisar a su madre entre la arboleda. Esperaba verla en alguna parte del bosque. Pero no tuvo suerte; sólo vio copas y copas, vegetación verde y espesa, y aves que la sobrevolaban. Con mucha suerte, podía distinguir los sinuosos ríos que atravesaban el bosque zigzagueando entre helechos y líquenes. Pero lo que resultaba inconfundible era el alargado corte de un profundo barranco, una frontera natural que delimitaba el bosque desde el Sur hasta el Este. Más allá del barranco crecía un bosque vecino del que Hank conocía muy pocas cosas, y ninguna de ellas era buena. Pero el muchacho no buscaba más bosques, sólo quería encontrar a su madre, y ella no aparecía por ninguna parte.

 

Hank la necesitaba. Estaba triste y tenía miedo. Esperaba que volviese en cualquier momento caminando por el claro. Ella y su sonrisa…

 

Sin embargo, no estaba.

 

La noche pasó como un instante para Hank. Pronto sería de día y el troll volvería a por él. Cuando el sol comenzó despuntar entre los árboles, el chico estaba preparado para un nuevo enfrentamiento con la peligrosa criatura”