The Blog

All Posts Tagged: concurso dibujo Gandia

Dragones, frío y dibujos XIV

¡Nueva semana! ¡Nuevos dibujos de fantasía! El tamaño de la imaginación de nuestra sección “Dragones y Dibujos” supera en mucho al tamaño del más poderoso Dragón de Frío Negro. Nuevas obras nutren nuestra sección y cada una busca ser la ganadora de nuestros premios. Temblamos ante el poder de la criatura presentada por nuestro siguiente concursante  ;D

El siguiente dibujo nos llega desde Ambra Llibres. Su autor: Joan Furió.

Joan Furió

Joan Furió- Dragón

“… Pero mis padres, los Grandes Dragones de Frío Oscuro, fueron los primeros seres de la tierra en descubrirlas. De eso hace muchas edades, cuando mis antepasados eran los únicos habitantes del mundo, en una época en que la tierra estaba completamente cubierta de nieve virgen y los mares crujían con el hielo. Un tiempo en que la tierra era bella y el cielo estaba habitado por los Grandes Dragones Oscuros, siempre rodeados por tormentas de copos negros. Eran un pueblo de colosos. Sus sombras podían cubrir cien veces tu ridículo lago. Nunca en toda la historia había hecho tanto frío en los rincones de este mundo. Dentro de sus nubes se formaban cristales de hielo puro, y se juntaron entre sí con tanta fuerza e intensidad que acabaron por tomar vida, y así nacieron los Dragones de Frío Blancos, los primeros Dragones de Frío nacidos en la tierra, de los que yo fui su primer descendiente. Pero entonces, cuando el imperio de los dragones había llegado a su máximo esplendor, el sol, el mayor enemigo de los de mi raza, quiso reivindicar su poder sobre el mundo y lloró sobre los dominios de mis padres. Las lágrimas cayeron en las tierras del antiguo Zôrms Suhûl, en el Norte más extremo, y allí empezaron a cavar sus malditos hoyos. Pero mis padres, advertidos por sus estelas en el cielo, se reunieron y se abalanzaron sobre ellas…”

Dragones y Dibujos I

¡Hola a todos desde la Torre del Amanecer! No hay nada mejor que una eterna tormenta de nieve para protegerse del calor del verano, y para entretenernos, nuestra nueva sección “Dragones y dibujos”

Empiezan a llegar a nuestra pequeña costa helada los primeros dibujos del concurso de dibujo de “El Dragón de Frío” Los iremos publicando diariamente en nuestra web y redes sociales.

Una vez más queremos dar las gracias a nuestras librerías colaboradoras: Gavina Llibres, Ambra Llibres, 21st Century Comics, Llibrería Ferrer y Llibreria Els Jovens. Nuevamente gracias a todos vosotros y a vuestro entusiasmo. Sin vuestro trabajo y vuestros libros no podrían nacer nuevas historias como las de “El Dragón de Frío”

Inauguramos nuestra exposición con un dibujo que nos llega desde Gavina Llibres. Su autora: Belén Mayor.

Belén Mayor -Dragón de frio

Belén Mayor -Dragón de frio

“Lûnuen desplegó entonces sus fascinantes alas de cristal helado cubriendo la estancia de extremo a extremo. Pequeños reflejos de luz escapaban de su piel y se proyectaban en toda la cúpula de hierro negro. En toda menos en su núcleo, donde el invisible agujero absorbía todos los destellos devolviendo desde sus entrañas una oscuridad abigarrada. Una noche deforme con sus estrellas había sido convocada por encina del Dragón de Frío.

Lucía quedó inmóvil cuando la poderosa cabeza del dragón la cubrió por encima, dirigió su boca hacia ella y abrió sus fauces de par en par revelando el monstruoso poder de sus dientes alrededor de una lengua blanquecina. La muchacha tembló porque más allá de la lengua se presentaba la oscura garganta de la criatura, un orificio terrible que se superponía al agujero de la cúpula. Entonces de su interior cayó un hálito frío extremadamente seco que envolvió a Lucía con delicadeza. Aquel viento se movía lentamente a su alrededor, abrazándola y acariciando su ropa. La chica esperaba de un momento a otro sentir el intenso frío de aquel soplo hechizado, pero su piel siguió conservando todo su calor”

Pinturas y trolls

Tercer fragmento que podéis utilizar en nuestro Concurso de Dibujo de “El Dragón de Frío”. Disfrutad de vuestro Dragón de Frío para aliviar el calor del Verano y afilad vuestros lápices para ganar una consola portátil NEW NINTENDO 3DS.  A continuación os dejamos con el extracto de “La Montaña del Troll” Quizá, el relato más antiguo de los recopilados en la novela.

“Un nuevo crujido astillado irrumpió en el interior de la cocina. Hank corrió hasta la ventana. En el bosque algo estaba derribando los árboles. Sus troncos retorcidos y aplastados estallaban con aquel espantoso crujido leñoso que tanto le había asustado. Eran como explosiones de madera viva y Hank sabía perfectamente quién las estaba provocando. Cada nuevo árbol derribado lo acercaba más a la casa. Entonces, el troll apareció de nuevo en el claro y su sombra volvió a cubrir parte de la cabaña. Continuaba siendo igual de grande que el día anterior, cuando las carcajadas lo agrandaron de aquella manera sorprendente. Hank recordó perfectamente lo pequeño que era cuando se encontraron la primera vez, pero lo que no recordaba tan bien era un nuevo detalle que estaba observando en aquel troll, algo muy interesante: se estaba moviendo por el claro de una manera desesperadamente lenta. Parecía como si soportase una gran carga. Aquel nuevo tamaño no debía de sentarle muy bien. Su respiración era lenta, profunda y fatigosa. El trol era grande, sí, pero parecía que estaba pagando un alto precio por ello. Un gran tamaño implicaba un gran peso, y sus músculos no debían de estar muy preparados para arrastrar toda aquella masa. Sin duda, necesitaría un tiempo para acostumbrarse.

Recordó algunos de los cuentos de caballeros valientes que su madre le leía en la cama. Todos ellos se habrían enfrentado al troll armados con sus yelmos, escudos y espadas. Muchos de ellos habrían intentado aprovecharse de los lentos movimientos del troll para hundir sus hojas y lanzas en el cuerpo de la bestia, y más aún contra uno de un solo brazo. Pero en todos aquellos cuentos, los trolls apenas eran más altos que los guerreros contra los que luchaban.

Este era más grande que su propia casa; era un monstruo enorme que se acercaba más al tamaño de los abetos que al de las desafortunadas criaturas que siempre sucumbían al acero de los héroes. En comparación, los trolls de los cantos y las baladas tendrían la envergadura de una de las piernas del que en esos momentos se alzaba al otro lado de la ventana. El troll se había vuelto lento, sí, pero su nuevo tamaño lo convertía en tanto o más peligroso que antes.”

concurso dibujo-pintura Gandia